miércoles, 12 de octubre de 2016

“EL ESPECIALISTA: RESURRECCION”

El refrán en el cine de que “segundas partes nunca fueron buenas” significa que se trata de reeditar el éxito de una cinta con una nueva versión que, lamentablemente, no está a la altura de la original. Aunque no siempre se cumple, este principio no es casual, tiene una base estadística que lo sustenta.

“El Especialista: Resurrección” (2016), cinta dirigida por el cineasta alemán Dennis Gansel, entra dentro de esta regla. Gansel, de 42 años, había dirigido cinco películas en Alemania y este es su primer filme para Hollywood, con no muy buenos resultados.

La versión original de “El Especialista” (2011) fue dirigida por Simon West y también tuvo como protagonista a Arthur Bishop (Jason Statham), un asesino a sueldo invencible y con código de honor. En esta oportunidad, tiene que volver de su retiro, porque secuestran a su novia Gina (Jessica Alba), y debe matar a tres mafiosos por encargo, para poder recuperarla. Como se ve, ya desde el punto de vista del guion no hay ninguna novedad.

El secuestrador es otro mafioso, Crain (Sam Hazeldine), el antiguo jefe de Bishop, que quiere deshacerse de la competencia, utilizando al especialista.
El primero en caer bajo las garras de Bishop será Krill (Femi Elufowoju Jr.), que controla Africa y se encuentra preso en una inexpugnable cárcel.

Luego será Adrian Cook (Tobby Eddington), que controla Europa, y que vive en un resguardado penthouse en un edificio de gran altura. Pero nada de esto será impedimento para que Bishop también lo elimine, por supuesto sin recibir un rasguño.

Por último, el último encargo será Max Adams (Tommy Lee Jones), que controla México y Sudamérica; que por una extraña y desconocida razón le cae bien a Bishop y decide no matarlo; al contrario, se confabula con él para matar a Crain y rescatar a Gina; todo lo cual logra sin derramar una gota de sangre. Como es notorio, esta nueva aventura de Bishop tiene serios problemas de guión (es una suerte de súper héroe bastante previsible), lo cual termina desilusionando al espectador que le gustan las cintas de acción, pero con cierta lógica interna y con personajes humanos, con virtudes y defectos; problema que incluso alcanza a Gina, que resulta herida de bala en la escena final, pero que se recupera como si nada, lanzando patadas a diestra y siniestra.
Publicar un comentario