martes, 27 de septiembre de 2016

“LOS SIETE MAGNIFICOS”

Hacer un remake de una cinta clásica no es tarea fácil. Lo mejor es tratar de mantener la esencia de la primera y realizar prácticamente un homenaje, una visión propia pero claramente admirativa de la original.

Esta es la opción que toma el cineasta estadounidense Antoine Fuqua al reversionar “Los Siete Magníficos” (2016), cinta que dirige y produce con bastante acierto, ya que al verla se respira el espíritu del western original, dirigido en 1960 por John Sturges y que tuvo a estrellas como Yul Brinner, Steve Mc Queen, Charles Bronson y Elli Wallach, entre otros.

Esta nueva versión también está ambientada en el siglo XIX, pero esta vez en un pequeño pueblo estadounidense dominado por el magnate Bartholomew Bogue (Peter Sarsgaard), que trabaja una mina de oro con esclavos y que quiere comprar las tierras a los agricultores a precio de huevo. La viuda de uno de ellos, Emma Cullen (Haley Bennett) contrata al oficial Chisolm (Denzel Washington), para que éste haga frente al cruel magnate.

Chisolm forma su particular banda con el jugador Faraday (Chris Pratt), su amigo “Buenas Noches” Robicheaux (Ethan Hawke), el experto en cuchillos Billy Rocks (Byung-hun Lee), el mexicano Vásquez (Manuel García-Rulfo), el cazador Jack Horne (Vincent D’Onofrio) y el indio Cosecha Roja (Martin Sensmeier), la cual convence y está a la altura del grupo original.

Esto en gran medida por el talento indiscutible de Fuqua para las películas de acción y el buen manejo de actores. Entre sus cintas más destacadas se cuentan “Día de Entrenamiento” (2001), “Lágrimas del Sol” (2003), “El Rey Arturo” (2004), “Shooter” (2007), “Los Mejores de Brooklyn” (2009), “Ataque a la Casa Blanca” (2013), “El Justiciero” (2014) y “Revancha” (2015), que lo transforman en un especialista en el género.

En “Los Siete Magníficos”, toda la cinta es una preparación para el enfrentamiento final entre los pistoleros y el verdadero ejército de Bogue. En forma previa se han preocupado de preparar a los habitantes del pueblo, que se han atrevido a quedarse y a pelear. La secuencia final está muy bien lograda y a pesar de lo vertiginosa, Fuqua se da el tiempo para presentar facetas humanas de cada uno de los siete magníficos, los cuales harán un sacrificio impensable que los redimirá definitivamente como seres humanos.

Publicar un comentario