martes, 12 de abril de 2016

“EL LIBRO DE LA SELVA”

Hay clásicos del cine que han quedado en lo más profundo de nuestra memoria; por lo tanto, cuando se estrena una nueva versión de estas cintas, naturalmente surge el temor de que ésta no esté a la altura del original que guardamos celosamente en nuestro subconsciente.

Esto ocurrió cuando nos enteramos que los Estudios Disney iban a estrenar este año un remake de “El Libro de la Selva”, cinta animada basada en el libro del gran escritor inglés Rudyard Kipling y que fue estrenada originalmente en 1967 también por Disney. Afortunadamente esta nueva versión no sólo está a la altura, sino que traer variantes de gran interés respecto de la primera.

“El Libro de la Selva” (2016), dirigida y producida por el cineasta estadounidense Joan Favreau, ya no es una cinta de animación pura. Su protagonista, Mowgli, es interpretado notablemente por Neel Sethi; único humano, además de la breve aparición de su padre, cuando es muerto por el tigre Shere Khan, origen del deseo de venganza de este felino contra Mowgli, ya que su padre le quemó la cara antes de morir.

Todos los demás personajes, los animales de la selva, están animados, pero con el moderno formato live action, que posibilita que el espectador sienta que está frente a animales vivos y parlantes, como los inolvidables amigos de Mowgli, la pantera Bagheera, que lo rescató siendo pequeño y lo entregó a los lobos para que lo criaran; y el oso Baloo. También sus padres adoptivos, los lobos Raksha y Akela; la hipnótica serpiente pitón Kaa y el orangután y rey de los simios Louie, que le ofrece reinar con él, siempre y cuando le enseñe a dominar “la flor roja”, el fuego.

Favreau, de 49 años, había dirigido principalmente cintas de acción y un par de comedias; entre las cuales se destacan “Elf” (2003), “Zathura” (2005), “Iron Man” (2008), “Iron Man 2” (2010), “Cowboys y Aliens” (2011) y “Chef: la Receta de la Felicidad” (2014), que muestran un cineasta con oficio, pero que ha carecido de una mirada personal sobre las realidades que muestra. Con este remake de “El Libro de la Selva” logra su trabajo más interesante; tal vez porque consigue una emocionante y entretenida cinta, reversionando un clásico del cine animado, que dejó huella en la infancia de millones de espectadores esparcidos por todo el mundo.

Publicar un comentario