martes, 26 de abril de 2016

“EL CAZADOR Y LA REINA DEL HIELO”

Impresiona la pobreza de argumentos que tiene el cine de Hollywood en la actualidad. Aparte de los remake y de las cintas inspiradas en personajes televisivos, la otra gran veta son las recreaciones y reversiones de historias del mundo del comic y del cine animado.

En este último, los giros de tuerca argumentales forzados y artificiosos superan cualquier medida. “El Cazador y la Reina del Hielo” (2016), dirigida por el cineasta francés Cedric Nicolas-Troyan, es un buen ejemplo de esta afirmación. Precuela de “Blancanieves y la Leyenda del Cazador” (2012), tiene muy poca relación con ésta y sus protagonistas son el cazador (Chris Hemsworth) y la reina Freya (Emily Blunt), hermana de Ravenna (Charlize Theron), la malvada original que se miró al espejo y que supo que Blancanieves era más hermosa que ella.

En esta oportunidad, Freya se convierte en la Reina del Hielo, luego de perder a su bebé a manos de su padre y amante, decepcionada del amor; y se dedicará a raptar a todos los niños de su reino, para convertirlos en guerreros e inculcarles la inexistencia del amor. El problema es que dos de estos niños, los más talentosos, Eric el cazador y Sara (Jessica Chastain) se enamorarán perdidamente y sufrirán el castigo de la fría reina: el cazador la muerte, de la cual salvará con el destierro y a Sara la convencerá de que Eric la abandonó.

Nicolas-Troyan, de 47 años, dirige aquí su primer largometraje y antes se había destacado como encargado de efectos especiales de diversas cintas. En “El Cazador y la Reina del Hielo” no logra convencer como director, ya que los personajes son fríos y distantes, aunque en parte esto se puede deber al rebuscado guión.

La parte medular de la película se inicia cuando el cazador recibe el encargo de evitar que Ravenna se apodere del espejo mágico, lo que la haría tremendamente poderosa. En esta parte Eric se reencuentra con Sara después de siete años, aunque cuesta creer la indiferencia de ella; y aparecen los personajes que dan mayor frescura y originalidad a la cinta: los enanos Nion (Nick Krost) y Gryff (Rob Brydon), aliados del cazador; y las enanas Mrs. Bromwyn (Sheridan Smith) y Doreena (Alexandra Roach), que los ayudarán a cruzar el bosque y que les conquistarán el corazón, como era de suponer. Lo demás, enfrentamientos con Ravenna, la peor de las arpías; y el descubrimiento de que Freya no era tan fría como parecía.
Publicar un comentario