martes, 16 de febrero de 2016

“EN PRIMERA PLANA”

Hace mucho tiempo nos enseñaron que el verdadero periodismo tiene una función de servicio, relacionada con la verdad y la ética; y que no necesariamente se rige por los criterios de cualquier otra empresa de productos, es decir la oferta y la demanda.

Esto es más cierto aún cuando se trata del periodismo de investigación, en el que sus descubrimientos a veces no agradan a los poderes fácticos. Este orgullo que hace sentir este tipo de periodismo se palpìta al ver “En Primera Plana” (2015), cinta dirigida y escrita por el cineasta estadounidense Tom McCarthy; quien, a sus 49 años, sólo había dirigido cuatro largometrajes: “The Station Agent” (2003), “El Visitante” (2007), “Win Win” (2011) y “Zapatero a tus Zapatos” (2014), poco conocidas en nuestro país.

“En Primera Plana” trata sobre una investigación que realizó el equipo dedicado a esta labor en el diario The Boston Globe, llamado Spotlight, sobre los casos de abuso sexual perpetrados por sacerdotes católicos; trabajo que causó un fuerte impacto en la comunidad, obligando a la larga a la renuncia del Cardenal de Boston, ya que los múltiples casos fueron encubiertos por la autoridad eclesiástica.

El equipo Spotlight estaba integrado por cuatro periodistas: el jefe, Robby Robinson (Michael Keaton); y tres reporteros: Mike Rezendes (Mark Ruffalo), Sacha Pfeiffer (Rachel Mc Adams) y Matt Carroll (Brian d’Arcy), verdaderos perros de presa cuando se trataba de conseguir información que permitiera avanzar en la investigación. Se debe reconocer que el inicio de ésta fue mérito del Editor del diario, Marty Baron (Liev Schreiber), quien tuvo el ojo para forzar el seguimiento de un par de casos aislados, que llevaron a descubrir noventa en un comienzo El equipo contó además con el apoyo del jefe de informaciones, Ben Bradlee (John Slattery), lo que grafica la importancia de cada una de las piezas en la estructura periodística.

La cinta está muy bien construida, como un puzle, donde por un lado están los periodistas y las víctimas; y por otro los diversos actores sociales, que luchan unos por encubrir y presionar para que los hechos no salgan a la luz; como los abogados Jim Sullivan (Jamey Sheridan) y Eric Macleish (Billy Crudup) y el vocero del Cardenal, Pete Conley (Paul Guilfoyle); y otros porque se haga justicia, destacándose entre estos últimos al abogado Michael Garabedian (Stanley Tucci), en una galería de buenas actuaciones.
Publicar un comentario