martes, 27 de octubre de 2015

“PACTO CRIMINAL”

Desde siempre el mundo de la mafia ha sido inspirador para grandes películas; tal vez porque es un radiografía extrema del comportamiento humano, tanto en lo que respecta a la violencia como a la existencia de ciertos códigos de conducta, que sin bien no redimen a los delincuentes, los hacen más humanos y condenados a un destino inevitable.

El mostrar esta realidad, con la complejidad antes señalada, diferencia a una buena cinta de otra que se queda en lo anecdótico. Esta densidad es lo que hace que un filme sea apreciado por el espectador inteligente y sensible; y que se gane un lugar en la abundante filmografía de este género.

Esto ocurre con “Pacto Criminal” (2015), cinta dirigida por el cineasta estadounidense Scott Cooper; y que está basada en el libro sobre el mafioso de Boston, de origen irlandés, James “Whitey” Bulger, que escribieron Dick Lehr y Gerard O’Neill; y que en la actualidad aún está preso en la cárcel de Florida, por los más de diez asesinatos que cometió.

La película comienza cuando su guardaespaldas, Kevin Weeks (Jesse Plemons), inicia su confesión para lograr un acuerdo con el FBI y poder condenar a Bulger (un notable Johnny Depp); luego de lo cual empieza un largo racconto sobre la vida de su jefe, que se va intercalando con su testimonio y el de los otros que lo traicionaron: su mano derecha, Steve Flemmi (Rory Cochrane) y el jefe de sus sicarios, John Martorano (W. Earl Brown).

Scott Cooper, de 45 años, había dirigido antes sólo dos largometrajes: “Crazy Heart” (2009) y “La Ley del más Fuerte” (2013); que sin embargo demostraron su talento para construir acertadamente mundos opresivos y complejos; lo que ratifica con este nuevo estreno.

El retrato de Bulger está muy bien hecho. Violento pero también tierno, como lo muestra la relación con su hijo pequeño y su madre, cuyas muertes terminarán por desquiciarlo. Esta contradicción también está presente en personajes claves en su vida, como su hermano Billy (Benedict Cumberbatch), senador intachable, pero que nunca cortará la relación familiar; y el agente del FBI, John Connolly (Joel Edgerton), quien realizará una alianza con Bulger como informante, apoyado en una amistad de la infancia y en una lealtad a toda prueba, que no se romperá ni siquiera después de la detención de ambos.
Publicar un comentario