martes, 21 de julio de 2015

“MINIONS”

Habitualmente las cintas de animación no son objeto de comentarios en esta página, pero el azar ha querido que una vez más una película de “monos” animados sea criticada con todas las de la ley.

“Minions” (2015) dirigida por Kyle Balda y Pierre Coffin y producida por los estudios Universal Pictures e Illumination Entertainment, cuenta la historia primigenia de esos seres unicelulares y simpatiquísimos que conocimos en “Mi Villano Favorito”, como ayudantes de ese no tan malvado malandrín.

Balda había dirigido antes “El Lórax” (2012) y Coffin precisamente “Mi Villano Favorito” (2010) y “Mi Villano Favorito 2” (2013), cintas de gran éxito y buena crítica, por lo cual la buena factura estaba asegurada en este nuevo filme, lo que de hecho ocurre cabalmente.

En “Minions” presenciamos desde el nacimiento de estos antihéroes y luego su largo recorrido buscando un villano al cual servir. En este itinerario son ayudantes de famosos malvados como el Tiranosaurio Rex y Napoleón Bonaparte, para llegar finalmente a vivir a una gran caverna en la Antártica. Aquí, después de un tiempo de felicidad, caen en depresión por no tener un villano al cual servir. Aquí comienza la segunda parte de la cinta, la más enjundiosa. Uno de los minions, Kevin, lanzará un plan ante todos: buscar un nuevo malvado para adorar, para lo cual pedirá acompañantes. Voluntarios serán solamente el guitarrista Stuart y el pequeñísimo Bob, que junto a Kevin configurarán un trío inolvidable y de grandes aventuras.

Su periplo los llevará a Nueva York, donde asistirán a una Convención de malvados, donde conocerán a la villana de moda, Scarlett Overkill, que propondrá un concurso para elegir sus ayudantes, que los minions ganarán fácilmente. De ahí surgirá su siguiente misión, el sueño anhelado de Scarlett: robar la corona de la reina de Inglaterra, que finalmente, después de todo tipo de peripecias, los enfrentará con la peligrosa Overkill. Las última imágenes de la cinta mostrarán cuando Mi Villano Favorito se roba la corona y los minions corren de tras de él, extasiados ante el que será su nuevo amo.

“Minions” llama la atención por la calidad de sus dibujos, por la dinámica de las acciones y por la gracia de estos inolvidables personajes, que se dan a entender por su gran expresividad y por su lenguaje de ruidos y gestos.
Publicar un comentario