martes, 5 de agosto de 2014

“GUARDIANES DE LA GALAXIA”

Las aventuras de los personajes de cómic se han transformado en una fuente inagotable para ser llevados al cine por la industria de Hollywood, siempre con la intención clara de realizar películas de entretención, que por esta vía se transformen en un buen negocio para los estudios.

En este caso es Marvel el que recurre a viejos héroes de historieta para lanzar “Guardianes de la Galaxia” (2014), dirigida y escrita por el estadounidense James Gunn. Los personajes originales fueron creados en 1969 por Arnold Drake y recreados en 2008 por Don Abnett y Andy Lanning; los que sirvieron de base para el guión de esta cinta. Gunn, de 44 años, había dirigido anteriormente dos largometrajes: “Slither: la Plaga” (2006) y “Super” (2010), ambas no estrenadas en Chile.

En “Guardianes de la Galaxia”, Gunn opta por una versión desmitificadora de los superhéroes, ya que el equipo es heterogéneo y cuesta su afiatamiento. El líder es el humano Peter Quill (Chris Pratt) también conocido como Star Lord, aunque en reducidas esferas; y lo secundan la bella pero extraña Gamora (Zoe Saldana), el gigantón Drax (Dave Bautista), que quiere vengar la muerte de su familia; el mapache robótico y peleador Rocket y el árbol Groot, de gran corazón y que sólo repite “yo soy Groot”.

Esta visión casi de antihéroes de los Guardianes los acerca al espectador, aunque también hace más difícil creer en sus triunfos ante oponentes de temer como Yondu (Michael Rooker), Ronan (Lee Pace) o Korath (Djimon Hounsou). Por otro lado, les da un carácter festivo que los hace personajes más livianos y logran sacar bastantes sonrisas en escenas donde prima el humor, en plena batalla interestelar.

Este carácter de aventura de matiné, que hace patente el origen de historieta de personajes y situaciones, se agradece, ya que la cinta no es pretenciosa ni pesada. La inclusión de personajes estrambóticos acentúa esta percepción de que el filme es el producto de una fantasía desbocada, los cuales son interpretados por grandes actores, como el policía Dey (John C. Reilly), Nova Prime (Glenn Close) o El Colector (Benicio del Toro).

Finalmente, el grupo de héroes termina convenciendo por el grado de amistad que desarrollan entre ellos, por su espíritu de sacrificio; pero sobre todo por su capacidad de disfrutar las aventuras y el peligro que viven, lo que a las claras abre una capacidad casi infinita de divertidas secuelas.
Publicar un comentario