martes, 8 de julio de 2014

“JERSEY BOYS: PERSIGUIENDO LA MUSICA”

Los detalles de las historias de los artistas nos llevan a concluir que, aparte de sus obras que los hacen únicos e inolvidables, sufren y gozan las mismas peripecias que los demás mortales; pero que su sensibilidad y talento logran transformar y transfigurar en creaciones que posibilitan que los demás puedan llevar una vida con algo más de ilusión.

Esto queda claro luego de ver “Jersey Boys: Persiguiendo la Música” (2014), dirigida y producida por el cineasta estadounidense Clint Eastwood; que relata la historia del grupo musical The Tour Seasons, que fuera liderado por Frankie Valli (John Lloyd Young) e integrado además por Tommy DeVito (Vincent Piazza), Nick Massi (Michael Lorenda) y Bob Gaudio (Erich Bergen).

Lo interesante del filme es que no sólo muestra el desarrollo musical del grupo y luego de Frankie Valli en solitario, sino que muestra el conflicto de intereses y personalidades al interior de la banda, especialmente entre DeVito y Valli; incluso con la intervención del jefe de la mafia local de New Jersey, Gip de Carlo (Christopher Walken), ya que ambos, como hijos de italianos eran protegidos por este capo.

Por otro lado, el filme desarrolla con exhaustividad y acierto las diferentes maneras de encarar la vida de cada uno los cuatro integrantes: Valli, responsable y con la intención de crear una familia, a pesar del sino trágico que lo acompañó; DeVito, despilfarrador y mujeriego, lo que llevó a la quiebra; Gaudio, un compositor de gran nivel, que vio el futuro de Valli; y Maíz, que soportó a DeVito hasta que no pudo más y dejó todo por su familia.

Esta profundidad y asertividad de la cinta no sorprenden debido a los verdaderos clásicos que tiene Eastwood, de 84 años, en su carrera como director, entre ellos: “El Jinete Pálido” (1985), “Bird” (1988), “Cazador Blanco, Corazón Negro” (1990), “Un Mundo Perfecto” (1993), “Los Puentes de Madison” (1995), “Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal” (1997), “Río Místico” (2003), “Million Dólar Baby” (2007), “Cartas desde Iwojima” (2006), “Gran Torino” (2008), “Invictus” (2009) y “J.Edgar” (2011).

En este nuevo estreno confirma su cartel de clásico, con una cámara aguda y precisa, con planos generales cuando la situación lo requiere; sin abusar de los primeros planos y con un montaje reposado y con ritmo certero.
Publicar un comentario