martes, 20 de mayo de 2014

“LAS ANALFABETAS”

Cada vez hay más certidumbre de que el Cine Chileno es capaz de generar autores, y por lo mismo cintas de calidad, en términos del uso del lenguaje cinematográfico en concordancia con interesantes contenidos, que reflejen el país actual en todos sus aspectos.

Un buen ejemplo es “Las Analfabetas” (2013), primer largometraje dirigido y escrito por el cineasta nacional Moisés Sepúlveda, basado en la obra teatral homónima de Pablo Paredes, y que es un excelente y emotivo retrato de dos mujeres comunes y corrientes, pero que también tiene sueños, frustraciones y sobre todo sentimientos que las hacen dignas y valientes.

Sepúlveda, de 30 años, nos entrega la historia de dos santiaguinas de clase media, de dos generaciones distintas, pero que las une el analfabetismo, entendido como la “ignorancia” para expresar amor, para querer. En el caso de la mayor, la dueña de casa Ximena (Paulina Garcia), entendida además como incapacidad para leer y escribir; y en el caso de la menor, la profesora recién titulada Jacqueline (Valentina Muhr), entendida también como dificultad para expresarse con su cuerpo, por ejemplo para bailar o hacer cariño.

Jacqueline logra convencer a su amiga para que le enseñe a leer y escribir, proceso difícil de aprendizaje mutuo, ya que ella también aprenderá de Ximena, entre otras cosas a querer y sentir su corporeidad. Este aprendizaje es la médula de la película, viaje que les enseñará el valor de la amistad y que les permitirá conocerse mejor a sí mismas y crecer como personas autónomas.

Otro de los méritos del filme es que la mayor parte se lleva a cabo en un espacio cerrado, que es la casa de Ximena, donde se producen los primeros encuentros entre ambas, el crecimiento de su amistad, el período de aprendizaje de escritura y lectura de ésta y todo el desarrollo de ambas como personas y seres integrales. Este tour de force obliga a un exigente trabajo de cámara y de edición; y sobre todo de actuación de las dos actrices protagónicas, aspectos que la película aprueba con distinción.

“Las Analfabetas” es una cinta bien realizada, con una clara conciencia de los elementos constitutivos del lenguaje cinematográfico, como son el guión, la puesta en escena, el trabajo de cámara y la posterior edición, para crear un sentido y dramático retrato de la mujer chilena de clase media.
Publicar un comentario