martes, 1 de abril de 2014

“PATAGONIA DE LOS SUEÑOS”

No siempre un documento histórico tiene valor literario; y por lo tanto no necesariamente será una buena base para un guión cinematográfico, más aún cuando el director no logra darle aunque sea un pequeño vuelo a este material.

Es el caso de “Patagonia de los Sueños” (2013), dirigida por el cineasta chileno Jorge López Sotomayor; y que está basada en el diario de vida de Chantal de Rouquaud (Juanita Ringeling), ciudadana argentina del siglo XIX, hija de franceses, y que tuvo que emigrar obligadamente junto a su madre (Alejandra Guerzoni) a la Patagonia trasandina, por instrucciones de su padre (Martín Neglia), para ayudar a su hermano Pablo (Omar Román), que intentó crear la primera hacienda ovejera de la zona y hacer soberanía en estas alejadas tierras.

Acompañados de un fiel mayordomo mudo, Rosamel (Julio Jung), se encontrarán con un húngaro estafador, Lazlo Rabber (Pablo Krogh), que se hace pasar por Barón alemán; con una familia de tehuelches, liderada por el Jefe Copacho (Francisco Medina) y con un naturalista y dibujante alemán, Thomas Ohlsen (Ariel Canale), personajes que la verdad ninguno resulta consistente. Las únicas caracterizaciones que tienen una dignidad y credibilidad aceptables son Chantal y Rosamel. Los demás tienen fallos evidentes: un alemán sin acento, una francesa con acento exagerado, un tehuelche que habla perfecto español.

Suponiendo que el diario de Chantal tenga valor histórico, lo cual es discutible; es difícil de creer que tenga valor literario, por lo que sabemos de él en la cinta, ya que en varias escenas la narración recae en la lectura de pasajes de este texto, centrado en la descripción del paisaje y con reflexiones interiores obvias y de poca profundidad. Por otro lado, los diálogos son pobres y básicos; al igual que los movimientos de los propios actores dentro de cuadro.

López, de 61 años, sólo había dirigido anteriormente dos largometrajes: “El Ultimo Grumete” (1983) y “XS: La Peor Talla” (2003), ambas de escaso valor estético y con problemas de guión, de dirección de actores y de lenguaje cinematográfico, similares a los que presenta su última cinta.

“Patagonia de los Sueños” es una cinta que recuerda mucho a algunas producciones televisivas, que con la pretensión de recrear la Historia, se olvidan o no son capaces de hacer y ser simplemente cine.
Publicar un comentario