martes, 19 de noviembre de 2013

“CACERIA MACABRA”

Hoy el género del cine de terror está sobreexplotado y generalmente implica cintas con muchos muertos y sangre a granel; de modo de apelar a los miedos superficiales del espectador, que significan dolor físico y sufrimiento psicológico.

Pocos son los filmes de este género que juegan con el suspenso y con esos temores más profundos como el terror a lo desconocido, trátese de fenómenos relacionados con la muerte y el mal; o por último con aquellos espantos que nos transportan a los miedos de la infancia como pesadillas, fantasmas o monstruos reales y de nuestra imaginación.

Lo curioso es que sea cual sea el tratamiento o el enfoque de este tipo de películas, en general siguen siendo un negocio bastante lucrativo para la industria de Hollywood; más allá de la calidad de los filmes producidos; y por lo mismo hay directores que se especializan en este tipo de cintas, a pesar de que realizan una obra maestra muy de vez en cuando.

“Cacería Macabra“ (2013), dirigida por el cineasta estadounidense Adam Wingard, está lejos de ser una obra maestra, pero al menos tiene elementos que la salvan del olvido absoluto y la ignominia. Si bien su principal característica es la violencia que desata una banda con máscaras de animales; sobre una familia que se encuentra en una aislada casa de campo, celebrando los treinta años de matrimonio de Paul (Rob Roman) y Aubrey (Bárbara Crampton); ésta se manifiesta gradualmente y llega un momento que adquiere un sentido, lo que se agradece, ya que muchas veces no se sabe por qué la ira se manifiesta en algunas cintas.

Esto se explica porque Wingard, a pesar de su juventud, 30 años, no es ningún inexperto en el género; ya que cuenta con cinco largometrajes anteriores: “Hogar Enfermo” (2007), “Cráneo Pop” (2007), “Una Horrible Manera de Morir” (2010), “Autoerotic” (2011) y “Qué Bien que lo Estábamos Pasando” (2011) y participaciones en segmentos de “VHS” y “VHS 2”.

La cita reúne a los 4hijos del matrimonio: el pacato Crispian (A.J.Bowen) y su novia Erin (Sharni Vison); el pesado Drake (Joe Swanberg) y su esposa Kelly (Margaret Laney); el callado Félix (Nicholas Tucci) y su novia Zee (Wendy Glenn); y la menor Aimee (Amy Seimetz) y su extraño novio Tariq (Ti West), los que configuran una tipología que manifiesta conflictos internos desde el principio, que anuncian el desastre por venir.
Publicar un comentario