martes, 29 de octubre de 2013

“EL HOMBRE DE LOS PUÑOS DE HIERRO”

A esta altura el cine oriental moderno es una suma de clichés que más vale respetar, ya que innovar en este género es prácticamente imposible; por lo que parece mejor llevar estas reglas al paroxismo y de este modo rendir un homenaje a este género que ha dado grandes películas.

“El Hombre de los Puños de Hierro” (2012), dirigida, escrita y musicalizada por el debutante cineasta estadounidense RZA, cumple a cabalidad con todos los clichés del género y resuelve acertadamente las exigencias de estilo; por lo cual resulta altamente entretenida y satisfactoria para los amantes de este tipo de cine.

RZA (Robert Fitzgerald Diggs), de 44 años, había desarrollado una importante carrera como productor musical y músico de rap; y con éste, su estreno cinematográfico demuestra que su talento también alcanza a lo audiovisual.

“El Hombre de los Puños de Hierro”, ambientada en la China imperial, es narrada por un herrero genial en su oficio (RZA), que elabora las mejores armas y que le toca ser testigo y luego participar activamente en la historia. Esta trata de un encargo que realiza el Gobernador al jefe del Clan de los Leones: transportar un gigantesco cargamento de lingotes de oro; el cual evidentemente generará la ambición de los demás clanes: las Hienas y los Lobos y de los propios lugartenientes del León de Oro, los cuales lo asesinarán para quedar con el botín.

La venganza de su hijo, Zen Yi (Rick Yune) y el intento de unos por quedarse con el oro y de otros de defenderlo serán la estructura narrativa de esta cinta, de gran ritmo. Entre los defensores estarán el coronel británico Jack Knife (Russsell Crowe) con sus cigarros de opio y los diez guerreros Gémini; y entre los rufianes, apoyando a los Leones, Cuerpo de Lata (Dave Bautista) y Daga Envenenada (Daniel Wu).

Como corresponde en la cinta abundan las peleas coreográficas, con todo tipo de armas; en las cuales los vencedores serán aquellos que combinen las enseñanzas del Budismo, la armonía del cuerpo y el espíritu, y que coloquen los principios por sobre la ambición y el dinero. Por supuesto, además, no faltarán las mujeres bellas, inalcanzables y mundanas a la vez, cuyo epicentro será el majestuoso burdel, a cargo de Madame Blossom (Lucy Liu) y con la bella Dama de Seda (Jamie Chung), la amada del Herrero, que inclinarán la balanza del bien y la belleza.
Publicar un comentario