martes, 13 de agosto de 2013

“ANTES DEL ANOCHECER”

Es buena la idea, aunque al parecer no fue ex profeso, de hacer una cinta, con varias partes separadas en el tiempo, que vayan registrando el avance de una relación sentimental, con sus ires y venires, sus crisis y sus grandes momentos.

Esto es lo que han resultado con el tiempo, los tres filmes del cineasta estadounidense Richard Linklater sobre la relación entre el escritor norteamericano Jesse Wallace (Ethan Hawke) y la francesa Céline (Julie Delpy), cuya última secuela es “Antes del Anochecer” (2013), dirigida, escrita y producida por Linklater, aunque Hawke y Delpy se incorporan al guión, lo que la hace más auténtica.

La primera fue “Antes del Amanecer” (1995) y luego “Antes del Atardecer” (2004); es decir en total el registro subjetivo de una relación amorosa de dieciocho años, con sus altibajos. Linklater, de 53 años, es conocido básicamente por esta trilogía, aunque también dirigió “Escuela de Rock” (2003).

En “Antes del Anochecer”, Jesse y Céline está casados con dos hijas mellizas, Ella (Jennifer Prior) y Nina (Charlotte Prior) y se encuentran terminando vacaciones en Grecia, donde también estuvo Harry (Seamus Davey-Fitzpatrick), hijo del primer matrimonio de Jesse. De hecho la película comienza en el aeropuerto griego, cuando Jesse va a dejar a Harry. Esta separación forzada dejará en claro de inmediato el tono dramático que tendrá esta cinta y que después se verá confirmado con el episodio que vivirá la pareja, ya que sus amigos griegos les regalarán un fin de semana solos en la costa del Peloponeso.

En el almuerzo de despedida de su amigos griegos se manifiesta el elemento más importante de la cinta: los diálogos; el cual se verá refrendado cuando la pareja se encuentre a solas, como no ocurría hace muchos años, y salgan a flote sus frustraciones, resentimientos y anhelos, haciendo difícil que predomine el amor que indiscutiblemente se tienen.

Aparte de evidenciar la calidad interpretativa de los actores protagónicos y del compromiso personal que tienen con lo que están expresando, este clímax del filme logra que muchos espectadores se sientan reflejados por esta crisis de la pareja, tan común después de cumplir más de quince juntos y cuando cada uno de sus integrantes siente que está envejeciendo, se le va la vida y culpa injustamente al otro por lo que no ha hecho.
Publicar un comentario