martes, 2 de abril de 2013

“G.I. JOE: CONTRAATAQUE”

De buenas a primeras resulta difícil darle vida y consistencia a personajes salidos de juguetes para niños, como es el caso de los comandos G.I. Joe, fabricados por la industria Hasbro en 1964; y que luego se transformaron en personajes de cómic, de serie de televisión y finalmente de videojuegos, antes de llegar al cine.

En esta última disciplina han tenido toda una exitosa saga, basada principalmente en las escenas de acción bélica y en la utilización de buenos actores, que han dado vida a personajes duros, pero que también cultivan una buena dosis de humor, que los humaniza y los hace más próximos. Es decir, cine comercial, pero que busca entretener con mayores variantes y no sólo las reiteradas luchas cuerpo a cuerpo, las balaceras y las explosiones.

En esta última versión, “G.I. Joe: Contraataque” (2013), dirigida por el cineasta estadounidense Jon M. Chu, aparte de las bien elaboradas escenas de acción, destacan los papeles del Presidente de Estados Unidos y su suplantador Zartán (Jonathan Pryce), que mantienen graciosos diálogos; y la breve pero simpática aparición del General Colton (Bruce Willis), invencible a pesar de la edad y con sus humorísticas salidas.

Chu, de 33 años, y que había dirigido tres largometrajes tipo Flashdance, hace un trabajo correcto con el material que tiene. Los G.I. Joe, a cargo del Capitán Duke (Channing Tatum), son traicionados y prácticamente destruidos por una orden del falso Presidente, que responde al recluido Comandante Cobra (Luke Bracey), el cual será liberado de su inexpugnable prisión, y que además cuenta en su equipo con Firefly (Ray Stevenson) y Storm Shadow (Byung-hun Lee).

Del Comando sólo sobrevivirán el sargento Roadblock (Dwayne Jonson) y los soldados Flint (D.J. Cotrana) y la buenamoza Jaye (Adrianne Palicki). A este grupo se sumarán Snake Eyes (Ray Park) y Jinx (Elodie Yung), que se encontraban en las montañas en Oriente, lo que permitirá no sólo restablecer el orden en Estados Unidos y en el mundo entero, sino tener los personajes suficientes para proyectar una futura secuela de G.I. Joe, ya que Cobra escapa, Storm Shadow se cambia de equipo y los G.I. Joe cuentan con nuevos miembros y con la posibilidad permanente de reclutar al incombustible General Colton.
Publicar un comentario