martes, 12 de marzo de 2013

“TRES TIPOS DUROS”


La amistad y la lealtad como parte del código de honor del hampa han estado presentes desde siempre en las cintas de gangster, con mayor o menor preponderancia.

En “Tres Tipos Duros” (2012), dirigida por Fisher Stevens, es el centro temático, con un cierto dejo nostálgico, que alude a los “buenos tiempos”, como señalan a cada rato en el filme los protagonistas, un grupo de amigos que tuvieron una banda y que se reencuentran después de veintiocho años, luego de que Val (Al Pacino) ha cumplido su pena en la cárcel, sin delatar a nadie, como corresponde.

De hecho, la cinta comienza con este hecho. Val es esperado afuera por Doc (Christopher Walken), con quien comenzará un periplo, que durará hasta las diez de la mañana del día siguiente, cuando decidan enfrentar juntos, en un final abierto, al mafioso Claphands (Mark Margulis) y su banda, el cual tiene precio puesto a la cabeza de Val y que pretende que lo mate su partner Doc, amenazando a su nieta Alex (Addison Timlin), una garzona de un bar que visita a diario y que desconoce el parentesco.

En este recorrido rescatan de un hogar de ancianos a Hirsch (Alan Arkin), el ex piloto del grupo, el cual demuestra que aún sigue no sólo un conductor inigualable, sino también un amante de lujo, ya que visitan un prostíbulo donde cumplen sus sueños eróticos. Todo este tema es tratado con humor negro por el director Stevens, un tono de comedia que se reitera a menudo en la cinta, sobre todo en los diálogos de los tres protagonistas, lo que la hace más llevadera, ya que por momentos transcurre lentamente, evidenciando que muchas veces no necesitan decirse nada, como en las profundas amistades.

Estas horas que están juntos le dan un nuevo sentido a la vida de los tres amigos. Doc e Hirsch están retirados; pero Val llega a  reactivarlos, demostrando que no están tan fuera de training, no sólo como eficientes y caballerosos delincuentes, sino también como personas.

“Tres Tipos Duros” es una comedia en sordina, que cuenta con buenas y mesuradas actuaciones, ya que los personajes protagónicos son ex delincuentes menores, que sin embargo quieren terminar sus vidas cumpliendo sus sueños no cumplidos y con la dignidad en alto.
Publicar un comentario