martes, 6 de noviembre de 2012

“007 OPERACIÓN SKYFALL”


Una fórmula que ha dado resultado para relanzar cinematográficamente a algún personaje que se ha explotado hasta el cansancio es contratando buenos directores y un reparto de lujo. Eso es lo que se hizo con Batman, primero con Tim Burton y luego con Christopher Notan, con un éxito innegable, tanto estético como comercial.

Con James Bond se acaba de hacer lo mismo y con resultado similar. “007 Operación Skyfall” (2012) fue dirigida por el cineasta británico Sam Mendes y con un reparto que, aparte de Daniel Craig y Judi Dench, incluye a Javier Bardem, Ralph Fiennes y Albert Finney; que le dan un peso y una densidad a la historia y los personajes, que hacen que el filme en su totalidad apruebe merecidamente.

Mendes, de 47 años, se hizo inmediatamente célebre con su primer largometraje: “Belleza Americana” (1999); luego del cual vinieron “Camino a la Perdición” (2002), “Jarhead” (2005), “Vía Revolucionaria” (2008) y “El Mejor Lugar del Mundo” (2009), que han marcado una carrera personal y bastante original.

En “007 Operación Skyfall”, Mendes logra dar una impronta personal a esta historia mil veces contada. Para variar la cinta comienza con Bond a punto de morir, luego de lo cual se le da por muerto. La diferencia radica en que Bond (Daniel Craig) aprovecha esta oportunidad y se desconecta de la realidad por algunos meses, hasta que se entera que han atacado el cuartel central del MI 16, el servicio secreto británico y decide reintegrarse a sus labores.

A pesar de no superar las pruebas físicas y psicológicas, su jefa M (Judi Dench), decide reincorporarlo por sobre la oposición de su superior, Gareth Mallory (Ralph Fiennes); ya que teme por su vida. Bond, después de largas peripecias y aventuras, en las que no faltan ni la acción ni las mujeres hermosas: su compañera Eve (Naomie Harris) y la martirizada Severine (Berenice Marlohe), descubre y se enfrenta a un antiguo agente que quiere asesinar a M, Silva (un destacado Javier Bardem), un personaje logradísimo en su oscuridad.

A partir de aquí, la cinta agarra vuelo y el desafío entre ambos es notable, tanto por su inteligencia como por la voluntad que ponen en alcanzar su objetivo, con un final que se abre a nuevas aventuras.
Publicar un comentario