martes, 25 de septiembre de 2012

“AGENTES SECRETOS”


Una vez más comprobamos lo distorsionadora que puede ser la práctica de las distribuidoras de cambiarle el título original a las cintas, con el objetivo de proyectar una imagen más vendedora, generalmente asociada a la acción o el sexo.

El filme “Agentes Secretos” (2011), dirigida y editada por el cineasta estadounidense Steven Soderbergh; tiene como título en inglés “Haywire”, que significa algo así como obsesionada y loca; y se refiere a la principal característica de la protagonista, la agente especial Mallory (Gina Carano), una mezcla entre Mujer Maravilla y Harry El Sucio, con código de honor incluido.

Todo esto muy distinto a lo que proyecta un título como “Agentes Secretos”, que hace imaginar operaciones concertadas por un país o una organización; muy alejado de lo que hace Mallory, que trabaja en forma independiente y que, al contrario, evita a toda costa ser reclutada por el Gobierno, a pesar de los constantes intentos de Alex Coblenz (Michael Douglas); o por una empresa contratista de este tipo de servicios, lo que busca su ex jefe, Kenneth (Ewan McGregor).

Son tan evidentes los súper poderes de Mallory que no queda otra cosa que pensar que la cinta es una suerte de parodia y homenaje a este tipo de personajes, con una mirada lúdica, en la cual prima el ritmo y el montaje, por sobre la verosimilitud de las acciones.

Y esto se puede apoyar en que Soderbergh no es cualquier realizador. Ha dirigido importantes películas como “Sexo, Mentiras y Videos” (1989), “Erin Bockovich” (2000), “Traffic” (2000), “Solaris” (2000), “Ocean Eleven” (2001) y sus dos secuelas, y “Che” (2008), que hacen pensar en un objetivo un poco más elaborado y con referencias cinematográficas.

De hecho la narración está construida principalmente sobre flash back y raccontos que hace Mallory, escapando en auto junto al joven Scott (Michael Angarano), quien la ha ayudado, cuando aquella fue atacada en un café por su antiguo compañero Aaron (Channing Tatum). El carácter paródico de la cinta también se ve reforzado por la existencia de tres personajes claramente exagerados como son el mercenario Rodrigo (Antonio Banderas), el asesino a sueldo Paul (Michael Fassbender) y el padre de Mallory, el novelista de espionaje John Kane (Bill Paxton).
Publicar un comentario