jueves, 19 de noviembre de 2009

“COCO ANTES DE CHANEL”

La biografía siempre ha sido un género de gran interés y dificultad en el cine de autor, más aún cuando el personaje central mantiene vigencia por algún aspecto de su vida; aunque una posibilidad es que precisamente la cinta ilumine zonas de la historia poco conocidas o revalúe a personajes de los cuales se tiene una visión sesgada e incompleta.

Este último es el caso de “Coco antes de Chanel” (2009), cinta francesa sobre la vida de la diseñadora de vestuario de la misma nacionalidad Coco Chanel, antes de que llegara a ser famosa como tal; pero que intenta demostrar que su valor como persona y mujer es muy superior al habitualmente aceptado, por haber abierto un espacio de desarrollo y trabajo para la mujer en la primera mitad del siglo XX.

Además, su orgullo y persistencia, sobre todo con su origen humilde, son un ejemplo permanente para las futuras generaciones que desean alcanzar sus objetivos, a pesar de las dificultades que encuentren en el camino.

La directora y guionista de la cinta, Anne Fontaine, de 50 años, nacida en Luxemburgo pero residente en Francia hace años, construye un retrato sólido de Gabrielle “Coco” Chanel (Audrey Tautou), niña de 10 años, hija de un vendedor ambulante y de una ama de casa, que fue abandonada, junto a su hermana menor, Adrianne (Marie Gillain), en un orfanato, por su padre, cuando éste quedó viudo, y nunca más supieron de él, a pesar de que Coco esperó su visita los domingos durante años.

Este es el décimo largometraje de Fontaine y primero que se conoce en Chile, a pesar de que ha sido reconocida como una de los nuevos valores de la cinematografía gala. En 1993 dirige su primer filme, “La Historias de Amor terminan Mal...generalmente”, el cual obtiene el Premio Jean Vigo. Luego vendrían “Augustin” (1995), “Lavado en Seco” (1997), Premio al Mejor Guión en el Festival de Venecia; “Augustin, Rey del Kung-Fu” (1999), “Mi Padre y Yo” (2001), “Nathalie” (2003), “Entre sus Manos” (2005), “Nueva Oportunidad” (2006) y “La Joven de Mónaco” (2008).

Basado en el libro de Edmonde Charles-Roux, “Coco antes de Chanel”, enfatiza el largo peregrinaje que tuvo que realizar la modista antes de llegar a la fama. Nació en 1883, a los 10 años aprendió a coser en el orfanato y gracias a su talento, siete años más tarde ya era costurera en una tienda de confecciones. A los 22 años comienza a cantar en un cabaret, junto a su hermana; lugar en el que conocerá a su primer amante, el millonario Etienne Balsan (Benoit Poelvoorde); el que será fundamental en su carrera profesional.

Gracias a él, conoce al playboy inglés Arthur “boy” Capel (Alessandro Nivela), de quien se enamora, y que financiará su primera tienda de sombreros en Paris, cuando Coco tenía 26 años. A partir de esta fecha , su prestigio como innovadora en la moda, simplificando los emperifollados sombreros de las socialité francesa, aumenta día a día hasta que instala la Casa Chanel, con ropa en la misma línea, cuando ya tenía 37 años, pero su fama era inmensa y duradera.

Con una moral sin prejuicios conservadores y retrógrados y una visión moderna del vestuario, Coco Chanel demostró que el mundo es para los atrevidos, los talentosos y sobre todo los persistentes, sin perder la visión de que el producto del trabajo debe ser funcional y estético.

Revise más comentarios en http://criticacinealvaroinostroza.blogspot.com

Alvaro Inostroza Bidart
Publicar un comentario