viernes, 23 de octubre de 2009

“JUEGO DE PODER”

Existe un cierto tipo de comedia cinematográfica, que mezcla elementos de humor y de drama; pero que principalmente se destaca por la mirada crítica a las distintas instituciones sociales. Este tipo de comedia se ha dado muy bien en países como Italia, Francia y España; pero también goza de buena salud en Estados Unidos, gracias al aporte persistente de algunos autores que, pese a no contar siempre con el apoyo de la industria y del público, han sabido mantener una trayectoria valiosa e independiente.

Uno de estos casos es el de Mike Nichols, nacido en Alemania y radicado en Estados Unidos desde 1939, que ha obtenido grandes logros con cintas que teniendo el formato comedia, alcanzan una densidad analítica considerable, que demuestra las posibilidades del género, como es el caso de su reciente estreno, “Juego de Poder” (2007), basado en la historia real del diputado Charlie Wilson, que pese a su vida disipada, llevó adelante una cruzada para apoyar militarmente a la resistencia afgana, durante la invasión soviética, a fines de la década del ‘70.

Desde su primer largometraje, “¿Quién le teme a Virginia Wolf?” (1966), Nichols, de 76 años, se ha destacado por una alternancia entre drama y comedia, tanto entre cintas como al interior de las mismas, logrando equilibradas manifestaciones del modo en que se despliega la existencia humana; lo que se confirma con su segundo filme, “El Graduado” (1967), que le deparó un Oscar como Mejor Director, colocándolo de inmediato entre los directores importantes de la segunda mitad del siglo pasado.

Luego vinieron “Trampa 22” (1970), “Conocimiento Carnal” (1971), “El Día del Delfín” (1973) y “Dos Pillos y una Heredera” (1975). Como estas dos últimas no fueron éxito de taquilla, Nichols tuvo que dedicarse un tiempo al teatro y la televisión, volviendo al cine en 1983 con “Silkwood”, donde retoma su mirada crítica a la sociedad norteamericana, con comedias como “El Difícil Arte de Amar” (1986), “Desventuras de un Recluta Inocente” (1988), “Secretaria Ejecutiva” (1988), “Recuerdos de Hollywood” (1990), “La Fuerza de la Verdad” (1991), “Lobo” (1994), “La Jaula de las Locas” (1996), “Colores Primarios” (1998), “¿De qué Planeta Vienes?” (2000) y “Closer” (2004).

En “Juego de Poder”, Nichols, elige la historia del congresista Charlie Wilson (Tom Hanks, quien también fue productor), para criticar el ejercicio de la política al interior del Parlamento estadounidense, mostrándolo como una seguidilla de favores, con ida y vuelta, entre los parlamentarios, para su propio beneficio y la proyección de sus carreras. También aparece el rol e influencia de los patrocinadores de las campañas, encarnado en la excéntrica millonaria Joanne Herring (Julia Roberts), la cual está obsesionada con sacar a los soviéticos de Afganistán y que consigue motivar a Wilson, en esta verdadera guerra subterránea de apoyo económico a los rebeldes, ya que el conflicto se desarrolla en plena Guerra Fría.

Nichols además nos muestra, con fina ironía, el papel de la CIA en Afganistán y su modo de operar, a pesar de que al comienzo de la invasión soviética no eran más de cuatro los asignados a dicho país, a cargo del irreverente agente Gust Avrakotos (Philip Seymour Hoffman), que conforma con Wilson un dúo de temer y que serían grandes responsables de la primera derrota militar de la Unión Soviética hasta esa fecha.


Alvaro Inostroza Bidart
Publicar un comentario