domingo, 30 de marzo de 2008

“LA MUJER DE MIS PESADILLAS”



En los últimos años, en Estados Unidos, se ha destacado una suerte de subgénero: el humor idiota; y lo peor de todo, al parecer en dicha nación se sienten orgullosos de tenerlo; a pesar de que nada tiene que ver con la mejor tradición cómica norteamericana, que se remonta a Mack Sennet, pasando por Harold Lloyd, Buster Keaton, Charles Chaplin y los hermanos Marx, verdaderos genios que lamentablemente ya no son tomados como modelos por la industria del cine del país del norte.

Dignos exponentes de este subgénero son los hermanos Bobby y Peter Farrelly, directores de “La Mujer de mis Pesadillas” (2007); cuyo primer largometraje curiosamente se llama “Una Pareja de Idiotas” (1994) con Jim Carrey y Jeff Daniels; y cuyas cintas han servido además para lanzar las carreras de actores que se han especializado en personajes imbéciles, sobreactuados y olvidables, como el propio Carrey, Jack Black y Ben Stiller, el cual protagoniza la última cinta de los hermanos Farrelly; y que ya había trabajado con ellos en “Loco por Mary” (1998), cinta en la que actúan también Cameron Díaz y Matt Dillon.

En “La Mujer de mis Pesadillas”, Stiller interpreta a Eddie Cartrow, un idiota de tono menor. En las primeras imágenes aparece en una boda, en la cual es el único soltero, por lo cual lo sientan en la mesa de los niños. El problema es que todos se dedican a burlarse de él, en su calidad de ex de la novia y de soltero sin remedio; y no precisamente por ser un galán que no se quiere casar. Los Farrelly, al menos, nos dejan claro desde el principio que estamos frente a un personaje digno más de lástima que de risa; al cual Stiller le da toda la profundidad que tiene, es decir casi nada.

Bobby, de 49 años, y Peter, de 51 años, habían dirigido, además de las ya mencionadas, “A Palos con la Suerte” (1996) con Woody Harrelson, Randy Quaid y Bill Murray; “Irene, yo mismo y yo” (2000) con Jim Carrey y Renée Zellweger; “Osmosis Jones” (2001) con Chris Rock; “Amor Ciego” (2001) con Gwineth Paltrow y Jack Black; “Pegado a Ti” (2003) con Matt Damon y Greg Kinnear y “Amor en Juego” (2005) con Drew Barrymore; algunas de ellas famosas por el cultivo del humor fácil, con gags cimentados a costa de las debilidades de los personajes, tanto físicas como psicológicas.

En “La Mujer de mis Pesadillas” acompañan a Eddie en sus penurias sentimentales, su padre que lo aconseja, Doc (Jerry Stiller, padre de Ben también en la vida real); y las dos mujeres que llegan sorpresivamente a su solitaria existencia, por lo cual pasará todo el filme absolutamente confundido y sin poder decirles la verdad completa a ninguna de las dos: Lila (Malin Akerman), con quien se casará a días de conocerla y se desenamorará en la Luna de Miel, ya que allí conocerá a Miranda (Michelle Monaghan), a quien seduce, pero que no le perdonará sus engaños.

Este es todo el argumento de la película, la cual se extenderá innecesariamente por casi dos horas, sacando por contados momentos algunas risas legítimas a los espectadores, ya que la mayor parte del tiempo deberán sufrir y tragarse la estupidez del protagonista, cuyas experiencias ni siquiera le sirven para conocerse a sí mismo, lo cual no resulta nada de gracioso.

Alvaro Inostroza Bidart

Publicar un comentario