martes, 24 de julio de 2007

“PEQUEÑA MISS SUNSHINE”




En algunas películas queda demostrada la importancia del guión, porque el espectador siente que ha asistido a un filme inteligente, con personajes creíbles y humanos; y que ha sido testigo de un trozo de vida y que, por lo tanto, la cinta ha tenido ese extraño resultado de permitir valorar un poco más y mejor la existencia humana, los afectos y el efímero paso que cumplimos por este mundo.

Es el caso de “Pequeña Miss Sunshine” (2006), primer largometraje del matrimonio estadounidense formado por Jonathan Dayton y Valerie Faris, debutantes en el formato cine; pero con gran experiencia en televisión y videos musicales y comerciales, que sustenta el excelente resultado logrado con esta opera prima. Dayton, de 49 años, estudió Cine y Televisión en la Universidad de California, donde conoció a su futura esposa y socia creativa, Valerie Faris, de 48 años; la cual estudió Danza en la misma casa de estudios.

Juntos, comenzaron dirigiendo videos y documentales musicales; sobre grupos de rock como Smashing Pumpkins, Jane’s Addiction, Macy Gray, Janet Jackson, Oasis, Weezer, The Ramones y Red Hot Chili Peppers, entre otros; por los cuales ganaron dos Grammy y nueve MTV Music Video; y fueron elegidos Directores del Año por la Revista Billboard. En 1998, crearon Bob Industries, una de las productoras líderes de Estados Unidos.

Con esta empresa, Dayton y Faris dirigieron comerciales para importantes marcas, como Volkswagen, Sony Playstation, Gap, Target, Ykea, Apple y ESPN, siendo catalogados en 2002 por la revista Magazine como uno de los Mejores Directores de Comerciales del Año. En Televisión, han dirigido episodios de “The Cutting Edge” para MTV y de “Mr. Show con Bob y Daniel” para HBO; y realizaron la producción para los filmes musicales “La Declinación del la Civilización del Western, segunda parte: Los años del Metal” (1988) de Penélope Spheeris y “Regalo” (1998) de Perry Farrel y Casey Niccoli.

En “Pequeña Miss Sunshine”, el gran guión de Michael Arndt nos cuenta la historia de una singular familia de Albuquerque; Nuevo México; que realiza un viaje, en una destartalada pero fiel Clainbus, a California a un concurso de belleza infantil, en que participará la maravillosa Olive (una sorprendente Abigail Breslin), una niña de unos diez años; acompañándola obligados por la circunstancia de no poder separarse.

En este viaje de aprendizaje, cada uno de los integrantes de la familia sufrirá transformaciones y vivirá experiencias que los marcarán; ya que antes del periplo, cada uno estaba en una situación de transición. El padre, Richard (Greg Kinnear), que ha inventado Nueve Pasos para Llegar al Éxito, tema sobre el cual hace clases; está esperando obsesionado un contrato millonario para hacer charlas por el país y publicar un best-seller con su receta, que lo haga millonario.

El hijo adolescente, Dwayne (Paul Dano), ha hecho un voto de silencio hace meses, el cual romperá sólo cuando entre a la Academia de Pilotos, su único sentido en la vida, ya que aparentemente odia a su familia. La madre, Sheryl (Toni Collette), parece ser la más normal, aunque espera, más que nada, que su marido triunfe, al igual que su pequeña hija en el concurso. Su hermano, el tío Frank (Steve Carell), homosexual y eminencia académica en el escritor francés Marcel Proust, acaba de intentar suicidarse, porque uno de sus alumnos, del cual está enamorado, lo ha dejado por otro académico, su competencia en el tema de Proust. Por último, el abuelo (un notable Alan Arkin), es quien está más cerca de Olive y es un prolífico consumidor de drogas, su modo de vivir excesivamente en sus últimos días de vida.

Con cuatro Nominaciones al Oscar (Mejor Película, Mejor Guión, Mejor Actriz Secundaria para Abigail Breslin y Mejor Actor Secundario para Alan Arkin) y premios en los Festivales de Deauville, San Sebastián, Estocolmo y Tokio, “Pequeña Miss Sunshine”, road movie, destaca por ser una historia plena de humor e inteligencia; con soberbias actuaciones, que interpretan personajes consistentes en su humanidad imperfecta y honesta; y que hacen la vida más querible, a pesar de todo.


Alvaro Inostroza Bidart
Publicar un comentario