martes, 24 de julio de 2007

“AHORA SON 13”


El remake es una opción en el cine, que no sólo permite homenajear al director y a los actores de la cinta original, y recrearla con una visión actual y personal; sino también, en algunos contados casos, obtener pingües ganancias, a partir de una buena historia, un buen reparto y por supuesto, la mano de un cineasta que sepa darle nuevos aires a la antigua creación, que muchas veces yace olvidada en la historia del cine.

Es el caso de “Ahora son 13” (2007), secuela de “Ocean’s Twelve” (2004) y de “Ocean’s Eleven” (2001), las tres dirigidas por Steven Soderbergh y que tienen su origen en “La Gran Estafa” (1960) que dirigió Lewis Milestone y que protagonizó Frank Sinatra como Danny Ocean y que contó con la actuación de todo el resto del clan Sinatra: Dean Martin, Sammy Davis Jr., Peter Lawford y Angie Dickinson. De hecho, “Ahora son 13” termina con una visión nocturna de Las Vegas, donde se ambienta la cinta; y de fondo la canción “My Town”, un homenaje a la ciudad del juego, interpretada por Sinatra, en una clara alusión a la cinta original.

Las actuales versiones, como la primigenia, enfatizan algunos aspectos claves que las hacen atractivas y seguramente son la base de su éxito: aparte de la entretenida historia (nada mejor que estafadores con principios, que roban a ladrones sin ellos), un gran reparto que repite y la mano diestra de un buen director; se opta por un estilo de parodia, que sirve para hacer guiños al género de cintas de robos y para instalar un humor sutil e inteligente; y se exagera el tema de la amistad entre los integrantes de la banda, hasta el sentimentalismo, realzando el tono de comedia liviana del filme, donde lo importante es que el espectador está viendo una película que finalmente habla sobre el cine mismo y su historia.

En esta oportunidad, como en las dos anteriores, Danny Ocean es interpretado por George Clooney, verdadero amuleto de Soderbergh; pues ya había actuado en sus cintas “Out of Sight” (1998), “Solaris” (2002) y “El Buen Alemán” (2006). La carrera de Soderbergh, de 44 años, no pudo tener un inicio más prometedor; ya que su primer largometraje, “Sexo, Mentiras y Video” (1989) con James Spader y Andie MacDowell, obtuvo tres premios en el Festival de Cannes. Luego vinieron “Kafka” (1991), “El Rey de la Colina” (1993), “Underneath” (1995), “La Anatomía de Gray” (1996), “The Limey” (1999); sus nuevos éxitos “Erin Brockovich” (2000) y “Traffic” (2000); “Full Frontal” (2002) y “Bubble” (2005), en una prolífica carrera, que mezcla los éxitos comerciales de buena factura con creaciones más personales, poco conocidas y mal difundidas por la industria.
En “Ahora son 13”, como decíamos, el reparto es fundamental, sobre todo por la complicidad que se desarrolla entre los personajes de la banda de Ocean. A su lugarteniente, Rusty (Brad Pitt) y a sus secuaces Linus (Matt Damon), Reuben (Elliot Gould), Frank (Bernie Mac), Basher (Don Cheadle), Virgil (Casey Affleck), Livingston (Eddie Jamison), Turk (Scott Caan), Yen (Shaobo Qin), Saúl (Carl Reiner) y Terry (Andy García), se suman nuevos personajes, el inescrupuloso Willie Bank (Al Pacino) y su segunda, Abigail (Ellen Barkin), el especialista Roman (Eddie Izzard) y el francés Toulour (Vincent Cassel), que enriquecen aún más la trama de enredos e inesperados giros, en una cinta que no desfallece.

Alvaro Inostroza Bidart
Publicar un comentario