viernes, 4 de mayo de 2012

“BALADA TRISTE DE TROMPETA”


El circo es un submundo ideal para demostrar el absurdo de la existencia humana y para el cine bizarro de Alex de la Iglesia. Por eso no extraña cuando se inicia esta cinta que estén mezclados payasos y partisanos, prestos a defender la República ante un ataque de los insurgentes en plena Guerra Civil española en 1937.

Lo que ocurre luego demuestra que el cineasta en “Balada Triste de Trompeta” (2011), escrita y dirigida por el español De la Iglesia, no se andará con chicas. Y eso sucede, ya que con el andar del filme, éste se va haciendo cada vez desatado, hasta llegar al paroxismo en la secuencia final, con planos de altura en picado y contrapicado, que recuerdan a la película “King Kong”.

De la Iglesia, de 46 años, tiene una sólida filmografía, varias de las cuales han sido estrenadas en Chile, como “Acción Mutante” (1993), “El Día de la Bestia” (1995), “Perdita Durango” (1997), Muertos de Risa” (1999), “La Comunidad” (2000), “800 Balas” (2002), “Crimen Ferpecto” (2004) y “Los Crímenes de Oxford” (2007); en los cuales se destaca el humor negro y un barroquismo visual.

En “Balada Triste de Trompeta” se repiten estas características. Después de transcurridos los primeros diez minutos, donde el espectador conocerá al padre del protagonista, el payaso triste (Santiago Segura), y al coronel Salcedo (Sancho Gracia); que lo marcarán para toda la vida; la acción se traslada a 1973, cuando ya ha muerto Franco, y Javier (Carlos Areces) se apresta a iniciarse en el circo, siguiendo los pasos de su padre como payaso triste, a pesar de su timidez y de su aspecto infantil.

La locura del circo se encarna en el motorista fantasma (Alejandro Tejerías) y en la pareja formada por el payaso alegre, Sergio (Antonio de la Torre) y la hermosa equilibrista, Natalia (Carolina Bang), de la cual Javier se enamora perdidamente, dando paso a la inevitable tragedia, que permite a De la Iglesia manifestar todo su estilo hasta la exageración. En esta etapa final aparece un antiguo video del cantante Ráphael, interpretando “Balada Triste de Trompeta”, maquillado de payaso triste, lo que termina por explicar el origen de esta barroca película.

Publicar un comentario